2010-10-22

SERES MARAVILLOSOS y otros animales

Crédito de la imagen

El miércoles estuve entre el público que escuchó con embeleso la frescura y la claridad de Jordi Adell.

Conocía ya muchas de las herramientas que presentó. Algunas de ellas las manejo y me fascina todo lo que podemos hacer ahora los profesores. "Escucho" la conversación que se entabla cada día en Internet. También opino si creo que aporto algo interesante, aunque son las menos de las veces. Tengo un grupo de trabajo que crea y comparte materiales en los que usamos las TIC. Uso las herramientas 2.0. en el aula con regularidad y a veces acierto en el siempre dudoso binomio “trabajo invertido-resultado”. Además, me aprovecho de ellas para intentar atraer a la normalidad escolar algún caso perdido que tras un inicio prometedor suele seguir perdido. Tengo cierta inclinación, que no llega al rango de vicio, por trastear con las novedades versión hard o soft pero sigo perdiendo de vez en cuando contraseñas y carpetas. Quizás es que, como casi todos, soy un ser HUMANO. También en clase mando fichas.

Es importante la existencia de los otros seres, de los seres MARAVILLOSOS, maravillosos no en el sentido de los monstruos que aparecen dibujados en los bestiarios medievales, sino seres como Jordi Adell que son reales, cercanos, apasionados y capaces de mucho. Su existencia, como decía, es importante porque animan la Red, muestran las posibilidades de las TIC e indican, generalmente con acierto, el camino que debe seguir la Educación atravesada ya irremediablemente por el hipertexto, la conectividad y el multilenguaje. Sin embargo, los otros seres somos mayoría.

Pero cuidado, ese amplio campo abierto en la Educación puede hacerse herida. Yo creo que nos olvidamos de que el uso de las TIC y el cambio en la metodología que propician afecta aspectos de nuestra vida, más allá del meramente profesional: ocio, económico, personal… Por todo ello, los profesores “humanos”, a parte del cobijo que puedan prestar la administración y los otros Seres, debemos marcarnos un itinerario y unos plazos (un PLE en palabras de Jordi Adell) para encontrar nuestro propio espacio de relación con las TIC ajustado a nuestra situación familiar, personal, laboral… Pues sólo de nosotros depende que se produzca esta revolución de manera natural. Y, desde mi punto de vista, la alfabetización digital es un derecho irrenunciable de los alumnos. Son gruesas palabras para un cambio de no menor tamaño.

Y ahora me voy, que ya llevo casi dos horas escribiendo y rescribiendo este post, me duele la espalda y tengo que recoger a los hijos de la escuela.

Ánimo en la andadura.

Patxo Landa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mila esker zure iruzkina uztearren.
Gracias por dejar un comentario