2010-10-05

TIC: ¿a qué esperas?


Ya no hay excusas para no utilizar las tecnologías en el aula
y, además, un profesor de hoy en día no se lo puede permitir. Hablamos de analfabetismo –y no sólo digital-, de analfabetismo puro y duro. Ya no hay otra manera de verlo...

Cuando en algún curso de formación del profesorado o en alguna jornada de perfeccionamiento me encuentro con profesores que aún se siguen preguntando por qué son necesarias las TIC en el aula y por qué es imprescindible modificar los antiguos hábitos metodológicos, me quedo unos segundos en silencio y me suelo decir: “No tengo palabras”, “no puedo explicártelo, tienes que verlo tú”, me repito una y otra vez. Por mucho que sepamos que fumar es perjudicial para la salud, por mucho que nos digan que produce cáncer, si no estamos convencidos nosotros mismos, jamás conseguiremos dejarlo… Algo parecido ocurre con las TIC.

En el año 2007, en el Boletín Oficial del País Vasco se podía leer que para aprender a comunicarse era necesario: “utilizar las tecnologías de la información, así como los medios de comunicación, en el proceso de aprendizaje y adquisición de nuevos conocimientos, con sentido crítico respecto a los mensajes recibidos y elaborados”, pero no es algo que se pueda imponer por decreto ley. No, no es eso. Obsérvese que el BOPV menciona como algo natural el uso de las tecnologías de la información y que subraya su uso con sentido crítico. Casi cuatro años más tarde aún hay sectores de la Enseñanza que cuestionan su uso, así que “del sentido crítico”, ni hablamos…
Se trata de que el profesor vea el potencial que ofrecen en el aula las tecnologías –dejemos ya el adjetivo de nuevas- , que compruebe que simplifica su trabajo, que lo enriquece, que lo mejora, que lo dinamiza, que… Estoy convencido de que el uso de un blog, de un wiki, de una herramienta 2.0 en el aula ofrece mayores posibilidades al docente para desempeñar mejor su trabajo. Ya es incuestionable, no hay vuelta atrás. No se trata de que lo imponga en quinto de Primaria la Eskola 2.0. No, en absoluto. Tiene que convertirse en una evidencia, en algo que cae por su propio peso…

En cualquier caso, si aún existe algún profesor que se resiste numantinamente a la introducción de las TIC en el aula, que reafirme su postura con este vídeo de tan solo tres minutos. Merece la pena.


Marcos Cadenato
Tres Tizas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mila esker zure iruzkina uztearren.
Gracias por dejar un comentario